Uber y los entusiastas.

Opinión: Juan Carlos Castro,

Gerente Comercial HolaTaxi

Abrumado de leer historias que satanizan a los taxistas y miles de adeptos idolatrando a Uber, dispuestos a insultar a cualquier taxista que intente argumentar algo al contrario.
¿Que fenómeno tan especial es el que ha llevado a miles de usuarios a hacerse fanáticos adeptos al sistema?


Sus defensores nos envían mensajes basados en el mal servicio que históricamente han recibido por parte de los taxistas; por otra parte, el solo hecho de que sus usuarios muestren amplia satisfacción ya es argumento para validar el sistema.
 

Y la autoridad, quienes escribieron las reglas y normas que regulan a los taxistas miran hacia el lado, tibiamente reconocen que es un servicio ilegal, nos dicen que cursan controles y partes en una pequeña proporción, absolutamente insuficientes para amedrentarlos. Es más, sus conductores dicen que Uber paga la multa.
 

Busco en internet algún argumento que contradiga esta ola, lo que más encuentro es avisos y publicidad de Uber convenciendo a conductores que ganen dinero extra, al parecer fácilmente y sin esfuerzo.

Columnistas pasados de entusiasmo defendiendo al sistema ilegal de transporte de pasajeros,  a quienes imagino felices rumbo a su trabajo en un vehículo de alta gama manejado por un ingeniero cesante que lucha para poder pagar las letras de su vehículo.


Busco y rebusco, hay varios artículos en contra del sistema, generalmente de intelectuales antiglobalización, que argumentan con esmero ante una audiencia sorda.


Me llegan avisos de cadenas de tiendas, empresas de electricidad, compañía de teléfonos móviles ofreciendo descuentos y viajes gratis ya sea por usar la aplicación o recomendarla a un amigo. Hace poco me llegó a mi whatsapp un aviso que Daniel me recomendó y que gané carreras gratis… No sé que Daniel fue el generoso, pero de que pude viajar gratis… pude.



No es difícil entender que los usuarios de esta aplicación muestren su satisfacción ya que ahora pueden viajar cómodamente en un vehículo que les cobrará el 50% o menos de lo que le cobraría un taxi tradicional, en un vehiculo que no cabe duda es más elegante que un taxi techo amarillo. Yo haría lo mismo si me tocara pagar menos de la mitad de mi cuenta telefónica o de mi servicio de electricidad solo por usar una aplicación.
Eso sin advertir al iluso que esta  granjería y baratija no es por siempre; basta que te topes con su famosa tarifa dinámica y pagas de una vez las ofertas y descuentos. Lo mismo que los tramposos buses que nos triplican y cuadriplican la tarifa cuando aumenta la demanda, sobre todo en vacaciones y fiestas.

Converso con amigos, profesionales exitosos que algún día incluso aceptaron la violencia contra el sistema pero que ahora disfrutan de sus granjerías y sus privilegios, disfrutando, tal vez vengándose de taxistas que alguna vez los engañaron, les respondieron mal o les adulteraron el taxímetro o simplemente tenían cara de rascas, gran delito. Convertidos ahora en entusiastas defensores de la joya del emprendimiento, la globalización y la economía compartida. Pareciera ser que ya olvidaron quienes eran sus compañeros de clase. Pecados de juventud.


Parece que buscar argumentos contra este sistema no es tarea fácil, casi como ir al carnaval de Rio a pedir que bajen la música.
Pero veamos, parece que tocará argumentar solo de la lógica o el sentido común (poco común generalmente).


Me explican que el éxito se debe en gran medida a que fueron los mismos taxistas quienes mataron la gallina de los huevos de oro… es obvio que de eso hay mucho de cierto, pero ¿fueron TODOS los taxistas que se dedicaban a engañar a la gente?, o un pequeño grupo de delincuentes que se aprovechaban del poco control de la autoridad. Basta leer en los diarios y vemos que las malas prácticas que indignan a la sociedad chilena no solo ocurren el el gremio de taxistas, ya que si vemos e listado de actores engañando a los consumidores y ciudadanos, los taxistas no serían quienes lideran el ranking.
 

Farmacias coludidas / supermercados coludidos / papel higiénico coludido / colusión de pollos / la polar y renegociaciones abusivas / cencosud (comisiones abusivas) / caval y sus mentiras y abusos / soquimich / aportes ilegales a campañas políticas / FFAA y su milicogate  / capredena y pensiones  truchas / Corpesca y ley a su medida / gendarmería / iglesia católica / recolección de basura y municipios / penta / elusión y evasión tributaria / perdonazos tributarios a los poderosos / cuentas en paraísos fiscales / Cema Chile / fraude FUT / Afp que no cumplen ni en lo más mínimo su promesa histórica / fideicomisos tuertos….

Sería casi interminable la lista. Que tengamos una sociedad que ha perdido la ética en sus instituciones, eso no quiere decir que les perdonemos a los taxistas sus trampas. Pero si cabe preguntarse: ¿Por qué el estado y la sociedad está pasándole la cuenta a este gremio como no se la pasa a otros? Al menos el Estado poco está haciendo para que la ley en este rubro se cumpla.
 

Los personajes que dirigen esta aplicación se escudan en que las app no son ilegales porque no están reguladas, y que su sola función es acercar un demandante con un oferente y que la realización del servicio de transporte ilegal solo se produce una vez se consuma el hecho: un pasajero viaja y luego paga por un servicio ilegal. Y ellos,  cual inocentes adolescentes, nada tienen que ver en la transacción ilegal… curioso pues si ves la propaganda para captar conductores al sistema Uber, te incentivan a ganar dinero fácil cometiendo una ilegalidad. Es más, te premian y bonifican a tu cuenta, desde cuentas de los dueños de la aplicación por servicios de traslado de pasajeros. ¿Como se explica que una inocente aplicación se defienda con argumentos que se caen solo con pedir la primera vez su servicio? Podrían haber tenido más cinismo y decirnos que no nos cobran por trasladarnos si no por usar la aplicación. Entonces, hay una transacción comercial… ¿Y qué hay de Impuestos Internos? implacable con el pequeño comerciante que no emite una boleta. Esta vez al parecer Impuestos Internos está de vacaciones. No hay cinismo pero hay desfachatez y descaro.
 

Un gerente de Enel ex Chilectra-Endesa responde a un periodista que pregunta cómo una empresa puede promover un servicio ilegal, que no garantiza nada y que está prohibido por la ley. Responde que es un servicio con un alto aprecio y aceptación por la ciudadanía y que además está en proceso de legalización… ¿Está en proceso de legalización? ¿que información maneja este señor que afirma que este servicio será legal?


Suma y sigue;

Almacenes parís promoviendo el servicio ilegal
Claro promoviendo el servicio ilegal
Movistar promoviendo el servicio ilegal

y sigue aumentando la lista:


El argumento  es que ante los abusos de algunos taxistas, la ciudadanía puede usar un servicio ilegal y más barato y otras cualidades adicionales. Qué importa que un muchacho inexperto gire en U en un lugar no permitido y sus dos usuarios mueran por el impacto de una ambulancia… o que una casi adolescente termine dentro de la piscina de un vecino por su incapacidad de controlar el móvil con el que ofrece el servicio. Qué importa que una empresa extranjera explote indirectamente a miles de conductores sin tener ninguna responsabilidad legal sobre los mismos.
 

Si los argumentos entonces son que se puede violar la ley ante una satisfacción superior de los usuarios, propongo:
 

-Colgarme del tendido eléctrico y bajar las cuentas de electricidad. Señor Gerente de Enel, este sistema tiene gran aceptación entre los ciudadanos de la periferia, un incentivo que seguro va a  mejorarles su calidad de vida.


-Robar la señal de internet de movistar y Claro, ya que existen aplicaciones que me lo permiten. Instalar antenas roba señales, porque es muy caro el servicio de TV cable. Miles de usuarios felices.
 

-Mecheros unidos de Chile, organizados pueden permitirnos a acceder a precios mucho más convenientes en los productos de Almacenes París… debe haber alguna tecnología que les permita eludir a guardias o anular sensores, al final seríamos miles los ciudadanos los que accederíamos a productos rebajados.
 

-¿Que tal que aceptemos comprar medicamentos que no cumplan los requisitos burocráticos legales que el estado impone? tal vez esta vez podamos acceder a medicamentos baratos y no con precios coludidos.
 

-Compremos papel higiénico y pañales a comerciantes que no paguen iva, nos ahorraremos un 19% al menos.
 

-Compremos a los vendedores ambulantes, que ellos aunque solo salgan un día al mes a vender sus productos ya no son cesantes.
 

-Compremos celulares clonados pues ahorraremos bastante en nuestras cuentas, Obtengamos claves wifi y tendremos internet GRATIS!!!!

-Que tal si Los Gota a Gota (prestamistas ilegales) nos invaden prestándonos dinero caro, pero al instante, no necesitamos Dicom ni recomendaciones ni rogarle a un ejecutivo.

 

-Contratemos extranjeros pobres y temerosos y no paguemos sus imposiciones ni Isapre, Fonasa, todas esas dificultades que nos impiden ser felices.
 

-No paguemos impuestos, porque nuestros políticos encontraron formas más eficientes de financiar sus campañas.
 

Será larga la lista de beneficios que podríamos obtener cada vez que nos rebelemos contra algún gremio u organismo que a veces abusa de su posición y que además nos tienen hartos.

La ciudadanía estará feliz.
 

Señores inversionistas, sepan que las reglas que regulan las actividades económicas en Chile son relativas, solo basta que le produzcan beneficio a un grupo, y que el Estado se haga el sordo y ya!  El estado de Chile permite que entren operadores de negocios SIN CUMPLIR LAS REGLAS.
 

Recuerdo hace unos años cuando se discutía el royalty minero, oír a la Senadora Mattei argumentar que no se podía cambiar las reglas del juego a los inversionistas de la minería porque Chile es un país serio. Entiendo entonces que aumentarle el royalty a las mineras era una rotería, de país rasca, nuestra palabra es lo primero. la ley sobre todo y nadie sobre ella.

 

Trato ahora de entender, porque nuestras Instituciones no reaccionan ante un delito flagrante, que se comete día a día, por miles de ciudadanos y conductores y una empresa extranjera puede recaudar millones de dólares sin pagar impuestos y sin cumplir ninguna regla.

Y creo descubrir la razón porqué esta situación ha llegado a este nivel:

Los afectados, modestas familias de taxistas (En chile la gran mayoría de taxistas son micro empresarios, dueños de su auto), Estas modestas familias están indefensas, no manejan los medios de comunicación, casi no pueden defenderse ante muchas acusaciones falsas. Modestos choferes que salen día a día a ganar su sustento familiar, pagar salud, vivienda, educación de sus hijos con el recaudo diario. Estas personas no pueden ni saben hacer lobby, no cuentan con los recursos para contratar al Señor Tironi ni al Señor Enrique Correa para que les abra las puertas al poder y expresar su malestar.

También ha afectado a  empresas de tecnología que intentan trabajar con sistemas en línea pero respetando las reglas de juego, pero no pueden competir. Ya una de estas empresas se rindió  y decidió trabajar con vehículos ilegales.
 

Es seguro que si esta aplicación Uber afectara a líneas aéreas, retail, compañías de telefonía, bancos, etc  ya sería declarada ilegal y la policía estaría invadiendo las oficinas de sus ejecutivos congelado sus cuentas, requisando computadores, al menos por evasión de impuestos.
 

Esperamos esta vez, que nuestros Diputados hagan que se les respete a estos modestos chilenos sus derechos, tal como se les respetan a las compañías mineras.
 

Bienvenidas  las inversiones extranjeras y sus nuevas tecnologías que vengan a producir valor, pero  que esas iniciativas operen con las reglas establecidas, ajustadas a nuestro marco legal.  Que había espacio para mejorar el servicio de taxis con tecnología: No fué Uber quién ideó el sistema de cruzar oferta y demanda con una App, lo que descubrieron fué que era un negocio gigantesco si no se cumplía la ley.

 


 

Que se cumplan las reglas.
Que para eso elegimos gobernantes.
Es lo mínimo que se exige en una sociedad democrática.

¿Tienes dudas?
¡Contáctanos!

Soporte Técnico Hola Taxi:

 

OptimixPlus

www.optimixplus.cl

Whatsapp y Consultas (horarios de oficina)

+56972851909
 

HolaTaxi Regiones +56998749680

Gerencia HolaTaxi +56959064336

Todos los derechos reservados 2016 Optimixplus -  Holataxi  
Hola Taxi es una aplicación de pedidos de taxis ajustada a la ley que regula las actividades de transporte público remunerado en Chile. 
Decreto Supremo Nº 80 del 13/09/2004:
Decreto Supremo Nº 212 del 21/11/1992,
del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones

Propiedad de Optimix Plus Limitada. www.optimixplus.cl